Bergkamp, el holandés del norte de Londres
Buenas noches, hoy es martes, 18 de enero de 2022

Bergkamp, el holandés del norte de Londres

En 1969 nació uno de los mayores mitos del Arsenal: Dennis Bergkamp. Él fue el encargado de reverdecer viejos laureles en un necesitado Highbury.

1 mar 2014


 

Juan Castelblanque

La historia de este holandés está íntimamente unida al club del norte de Londres, pero sus pasos como futbolista arrancaron mucho antes. Criado en la cantera de Ajax, el 4 de diciembre de 1986 Johan Cruyff le hizo debutar en la Eredivise. Por aquel entonces en el vestuario de Ámsterdam estaba un tal Marco Van Basten.

 

Durante los seis años y medio en los que Dennis Bergkamp jugó en el primer equipo ajacciedlevantó una Recopa de Europa, una Eredivise, una Copa de la UEFA y una Copa de los Países Bajos. Además, fue el máximo goleador en dos campeonatos y considerado el mejor jugador del torneo en otras dos ocasiones.

 

Unos logros que convirtieron en demasiado pequeñas las fronteras de la liga holandesa para el descomunal talento de este jugador. Las principales potencias futbolísticas de Europa suspiraban por hacerse con sus servicios. Entre todas ellas, la que al final salió victoriosa fue el Inter de Milán. En el verano de 1993 Bergkamp estampaba su firma en un contrato que le unía al conjunto neroazzurro en la que fue la peor decisión que tomó en su carrera deportiva.

 

Por aquel entonces el Inter de Milán era uno de los conjuntos más convulsos del Viejo Continente. Además, el calcio no era el mejor escenario para que un jugador como Bergkamp interpretara todo su repertorio. Su innegable calidad le convirtió en un rara avis dentro de un fútbol que ensalza el oficio defensivo en vez del arte del ataque.

 

En Italia Bergkamp sólo aguantó dos temporadas, en las que conquistó la Copa de la Uefa, y en 1995, cuando más arreciaban las críticas de la prensa contra él, y tras diversos roces con sus compañeros de equipo, el Arsenal acudió a su rescate. El entonces entrenador gunner, Bruce Rich, lo quería a toda costa y lo fichó pagando un traspaso de 7 millones de euros. En su contrato Bergkamp obligó a que figurara una clausula por la que no estaba obligado a coger un avión para realizar los desplazamientos del equipo. Le daba pánico volar.

 

Su aterrizaje en Londres supuso su salvación futbolística tras las heridas causadas por la incomprensión del calcio. Bergkamp estaba llamado a convertirse en la piedra angular sobre la que construir un nuevo Arsenal que reeditase los éxitos alcanzados a finales de la década de los 80.

 

El espigado holandés fue demostrando poco a poco su calidad en Highbury, pero cuando de verdad comenzó a escribir su nombre con letras de oro en la historia del Arsenal fue con la llegada del francés Arsene Wenger a la dirección técnica del equipo dos años después.

 

En la temporada 1997/1998 el Arsenal ganó Copa Inglesa y Premier League. Hacía 7 años que los gunners no levantaban este último trofeo. Un éxito que reeditaría en la campaña 2003/2004. Aquel equipo, considerado uno de los mejores de la historia del club, es conocido como el del Los Invencibles o Los Intocables, porque no perdió ni un sólo partido en toda la temporada.

 

Durante su paso por el Arsenal, Bergkamp aún ganaría más trofeos, entre ellos otra Premier y cuatro FA Cup. Además, fue galardonado en 1998 con el premio de 'Futbolista del Año' y también ese mismo año y en 2002 se llevó el trofeo al mejor gol de la temporada. Pero lo más importante en la carrera de Dennis Bergkamp no son los títulos conquistados, a nivel de selección no ganó nada, sino el reconocimiento de una afición que lo idolatra y el recuerdo de jugadas imposibles, mágicas y elegantes, sólo al alcance de un genio del balón como él.

 

Bergkamp se despidió del fútbol y del que sin duda ha sido el equipo más importante en su carrera deportiva el 17 de mayo de 2006. Fue en París, disputando la final de la Champions League contra el F.C. Barcelona. El escenario era inmejorable, pero el final no fue el soñado y Bergkamp se quedó sin uno de los trofeos más ansiados. Ese día colgó las botas uno de los mayores talentos del fútbol. Bergkamp dijo adiós al balón y a los aficionados. Con su retirada se marchó de los campos uno de los más grandes, de los que dan brillo a un deporte como el fútbol. El deporte rey debe mucho a jugadores como Dennis Bergkamp.

 

Temas relacionados:

bergkamp

fútbol

arsenal

cruyff

van basten

ajax

erdivise

gunner

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.




 No hay opiniones. Sé el primero en escribir.


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web
 

Newsletter

Suscríbete a nuestros boletines